"Respeto, escucha activa, ganas de trabajar y de aprender", la experiencia de Juan Antonio Luna

Mi primera toma de contacto con la asociación fue hace 6 años, cuando siendo voluntario en un Centro Juvenil, coincidimos en una actividad desarrollada en verano. Desde entonces me ha llamado mucho la atención esta entidad y su forma de trabajar con las personas en la barriada de Las Palmeras, algo que me interesó desde que conocí la labor de Estrella Azahara. Pese a haber estado en otra asociación de esta misma barriada, nunca había tenido la oportunidad de colaborar con la Obra Socioeducativa Estrella Azahara, sin embargo, el prácticum de la Universidad resultó ser la oportunidad perfecta para poder conocerla de cerca y poder trabajar con ellos.

Durante el desarrollo de mis prácticas he tenido la oportunidad de llevar a cabo todo tipo de actividades: refuerzo educativo, acompañamiento personal a menores, diseño de actividades, planificación presupuestaria, entre otras muchas.

Recuerdo mis primeras semanas con cariño, me sentí muy bien acogido y parte del equipo desde primer día, los educadores de la asociación fueron atentos/as e hicieron que desde el primer día me sintiera como uno más. Este aspecto es fundamental para que alguien que llegue por primera vez al centro se sienta cómodo/a.

Si tuviera que destacar qué es aquello que más me ha llamado la atención, es la cantidad de niños/as y jóvenes que acuden con ganas a Estrella Azahara. Que los chicos esperen a entrar en la puerta con una sonrisa en la cara es la prueba de que se están haciendo las cosas bien y que la labor profesional de los educadores es magnífica. La metodología de trabajo, la amabilidad y profesionalidad de las educadoras, y la gestión de la entidad hicieron que de mi experiencia allí un regalo, cumpliendo con creces la experiencia esperada.

En la Asociación Estrella Azahara siempre hay mucho que hacer y el equipo socioeducativo confiaba en mí para ser parte activa de la plantilla. Estoy muy agradecido por haberme dado la oportunidad de llevar a la práctica gran variedad de cosas y permitirme aprender tanto de las actividades con los menores como del equipo de trabajo.

Volver a la entidad es algo que tengo en mente desde que me fui, hay muchas formas de colaborar en Estrella Azahara y las tengo muy presentes para que, cuando tenga la oportunidad y el tiempo necesario, poder volver a trabajar con ellos.


Recomiendo vivir esta experiencia a cualquier persona que tenga la vocación de trabajar con los niños/as, adolescentes y jóvenes del barrio. Su labor en Las Palmeras es increíble y ser partícipe de ella aporta sensaciones que la gran mayoría debería vivir. ¿Cuáles son los "ingredientes" necesarios para ello? El respeto, la escucha activa, las ganas de trabajar y de aprender. Si eres capaz de poner en práctica esos elementos en tu día a día, Estrella Azahara es el sitio perfecto.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square