01 agosto 2014

TALLER DE RISOTERAPIA PARA LAS FAMILIAS DE ESTRELLA AZAHARA


El pasado martes 29 de julio tuvo lugar un taller algo peculiar en el que las risas y carcajadas no estaban prohibidas, eran obligatorias.

Una risa profunda, verdadera, entre otras cosas fortalece el corazón, dilata los vasos sanguíneos, mejora la respiración, segrega beta-endorfinas, alivia la digestión y fortalece los lazos afectivos. Cuando nos reímos activamos casi 400 músculos de nuestro cuerpo.

Los niños se ríen mucho más que los adultos: un bebé se ríe unas 300 veces al día, un adulto ríe alrededor de 20 veces. Aunque esto depende de cada personalidad, los estudios demuestran como la madurez provoca un cambio gradual caracterizado por la seriedad y una disminución en la risa.


Así que madres del barrio y voluntarios de la Escuela de Verano aprovechamos esa tarde para regalarnos unas risas y volver a ser niños por una hora. Juegos, dinámicas y sorpresas nos dieron la escusa perfecta para dejarnos llevar y sacar nuestra mejor sonrisa, prometiendo buscar un hueco cada día para gritar JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA