21 marzo 2014

EMOTIVA CARTA DEL RVDO. HNO. ALBERTO GÓMEZ



Visita al Centro Educativo Estrella Azahara del
Rvdo. Hno. Alberto Gómez (Consejero General)

Queridos amigos.

Ha sido una gran alegría para mí haber visitado el centro de  “Estrella Azahara” y ver la magnífica labor que allí estáis realizando.

Recuerdo con agrado los años en los que soñamos con este proyecto y, verlo ahora funcionando, es para mí  todo un testimonio de que cuando hay personas que se comprometen los sueños se hacen realidad.

Enhorabuena a todos los que no os habéis dejado  vencer por las dificultades en los años pasados y mi felicitación a cuantos animadores y voluntarios ofrecéis gratuitamente vuestro tiempo a los niños y adultos que por ahí  pasan. Su vida no será la misma gracias a vosotros.

Creo que proyectos como este se sitúan perfectamente en el corazón de la Misión Lasaliana. Son un ejemplo de cómo salir a “las periferias” de nuestra sociedad y ofrecer alternativas educativas de gran valor. No dudo que las personas que atendéis ahí también os ayudan a vosotros a cambiar vuestra propia vida y a adquirir nuevos puntos de vista sobre los problemas y las contradicciones de la sociedad en la que vivimos. Las personas como vosotros pertenecen a ese selecto grupo de gente que más que quejarse de la oscuridad son capaces de encender una cerilla. En los comics de Mafalda, viendo ésta lo mal que va todo, grita: “Que se pare el mundo que me quiero bajar”. Vosotros no sólo no os bajáis del autobús del mundo sino que sois su motor. Que nada os canse. Que nada os desanime. Que la sonrisa de cada niño y la mirada agradecida de cada adulto que pase por Estrella Azahara sea vuestra mejor recompensa. En la Biblia leemos: “Los que enseñen a muchos la justicia, brillarán como estrellas de Azahar en el cielo”.   Bueno, exactamente no dice “de Azahar”, pero ¿a que sería bonito?
Gracias por el rato pasado entre vosotros.                    
                                                                                                    

 H. Alberto Gómez